La Libertad de honorarios de un abogado

Los honorarios de un abogado penalista son tan diversos como diferentes son los casos a los que el abogado debe enfrentarse. Los abogados en España tienen plena libertad para fijar sus honorarios profesionales. Un abogado puede decidir establecer sus honorarios por una tarifa horaria, unos honorarios fijos, unos honorarios variables en función del resultado o del trabajo realizado, unos honorarios a porcentaje o unos honorarios mixtos. Otros abogados o firmas, normalmente especializados en derecho de la empresa, cobran a sus clientes una tarifa fija mensual excluyendo determinados trabajos.

La cuantía o el porcentaje de esos honorarios los establecerá el abogado en función de su experiencia, especialidad, la complejidad del caso, el tiempo que calcule invertir en el pleito, los intereses en juego, la cuantía económica, etc. El letrado deberá concretar en un presupuesto y/o en la hoja de encargo profesional los honorarios para que el cliente tenga bien claro el precio del servicio que contrata así como la forma de pago, posibles variaciones, posibles gastos no incluidos, etc.

El cliente tomará su decisión sobre si contrata o no a un abogado una vez conozca el presupuesto del profesional al que ha consultado. Hay clientes que desean contratar a un abogado concreto y dan más importancia a la fama del abogado, las recomendaciones que haya recibido sobre él, su especialidad, etc., que a la cuantía de sus honorarios, siempre que se lo pueda permitir, claro está. Otros clientes se deciden más por el precio del abogado y van buscando un abogado que no les cobre muy caro.

En el siguiente video mi visión sobre cuáles deben ser los honorarios de un abogado penalista, desde mi experiencia de 30 años de profesión.

Luis Romero Santos nos da su visión cercana sobre los honorarios de un abogado

Describir a una minuta de un abogado como cara o barata es muy relativo, pues depende del caso de que se trate, el trabajo realizado o por realizar, los años de experiencia del abogado, la capacidad y la formación de éste, los casos similares que haya ganado, su fama en el foro, etc. También depende de la capacidad económica del cliente o lo que esté dispuesto a pagar por poner su asunto en manos de un buen abogado.

Para profundizar aún más en los honorarios de un abogado te invito leer el artículo «El arte de pedir a un abogado que trabaje gratis» escrito para mi columna de Opinión de EL Confidencial.

Confilegal

Podcast de luis Romero

Suscríbase al boletín

Suscríbete al blog por correo electrónico

Disponibles para ayudarle

Contacte con nosotros